viernes, 1 de agosto de 2014

Arista Oeste del Txindoki

Mapa del recorrido, del visor http://sigpac.mapa.es/fega/visor/

Croquis que tomo prestado de la página http://enlavertical.blogspot.com.es/2010/08/sierra-de-aralar-arista-oeste-del.html, espero no tengan problema...


Punto de partida: Parking del barrio alto de Larraitz (Guipuzcoa), 400m.
Dificultad: AD+, varios pasos de III y IV. Vía equipada con parabolts en su recorrido y en reuniones, incluso se ve algún clavo.
Material: Cuerda de 60m, cintas y cordinos varios, cintas expres. Si se opta por avanzar en ensamble entre los largos más complicados, añadir algún friend o fisurero.
Desnivel acumulado: +950m, -950m.
Tiempo: 
Hoy nos toca conocer esta bonita montaña apodada el "Cervino Vasco", por su estética arista y la gran prominencia de casi 1000 metros que la hacen destacar tan elegantemente del entorno.
8.40. Salimos del parking de Larraitz a paso ligero por la ancha pista que marca el inicio de la ruta normal al Txindoki.

9.00. Cogemos un desvío a la izquierda siguiendo una valla por una pendiente herbosa bastante pronunciada. No se ve nada, y subimos por intuición hasta empezar a ver las primeras piedras.

No hemos tenido mucha suerte con el día, que no nos deja ni ver la cima ni estar demasiado tranquilos puesto que hay bastante humedad y la roca está mojada, parece incluso que lloviera.
9.45. En el momento de empezar la arista, o lo que nosotros entendemos que es el principio, la roca chorrea y nos cuesta "entrar en materia" en esas condiciones. Si viviéramos cerca ya nos habríamos dado media vuelta, pero estar hora y media en el coche, y como buenos riojanos tenaces, decidimos seguir con las manos, la roca y la cuerda empapadas.
Empezamos con una pequeña canal de grado III ó III+ que superamos ya encordados porque hasta parado te patinas...

10.14. Después de esto, avanzamos un buen rato por zona herbosa y no tardamos en darnos cuenta de que no era ésa la cresta propiamente dicha, ya que nos topamos con el diedro que en todas las descripciones marcan como Largo I, un diedro muy disfrutón de grado IV, corto y pulido (en la foto, derecha).

Por suerte la roca ya no está tan mojada, aun así escasean los apoyos para los pies.

Conforme gana altura, pierde dificultad e inclinación. Desde arriba, una vez hago reunión.

10.40. Destrepamos a una pequeña brecha (II).


Largo 2. Se sube por una chimenea bastante aérea (III+) y espectacular que no ofrece grandes dificultades.

Hago reunión en el filo de la arist, abajo, mis compañeros en la brecha previa a la chimenea.

Subimos ahora sin asegurar por terreno herboso (cuidado resbalones).
11.20. Largo 3. Comenzamos con una corta y asequible chimenea (III+) hasta una terraza herbosa a los pies de una placa lisa apodada "la placa bonita"

11.35. "Placa bonita", IV. Se trata de una placa lisa protegida con un parabolt que al principio impone bastante pero que se supera fácilmente por su izquierda agarrándose del filo de la arista. Hay buenos apoyos para los pies, aunque tampoco sobran. Desde arriba, una vez monto reunión.

Desde abajo.


11.50. Nos desencordamos de vuelta, para evitar las incomodidades de una cordada de tres, y a mi juicio ganar en rapidez, comodidad y seguridad, pasando por algún paso más espectacular que difícil.

Otra vez por terreno herboso nos vamos acercando a los pies del paso clave del día, donde vemos a una cordada que no lo debe de estar pasando muy bien por lo que oimos...Mientras esperamos sacamos alguna foto, aprovechando que empieza a ver algo de visibilidad. en la foto, se perfila elegantemente el segundo de la cordada que tenemos delante.

12.15. Largo 4, IV+. Es nuestro turno, y ahora comprendo perfectamente porqué se quejaba la cordada de arriba. La roca sigue algo mojada y patina en los puntos claves, dándole algo más de dificultad. Se trata de un diedro del que se debe salir a la izquierda en un paso un poco acrobático y en el que me atasco un poco. Está protegido, pero intuyo que en caso de caida me golpearía contra un saliente ya que caería en diagonal....además de estar mojada...en fin, al final sale resoplando un poco.

Una vez lo supero, hago una foto a David que me está asegurando. Javi se acerca por detrás.

Pasado el diedro peleón, ya podemos guardar la cuerda bien guardada, ya que como máximo tendremos que superar algún bloque (II). Este rincón me recuerda a alguna cresta del Pirineo...

13.10. Llegamos, con las nubes batiendo en la cara Sur del Txindoki, a la cima previa Erlabetzeko Puntie (1312m), adornada con una cruz en honor a una montañera vasca.


13.20. Alcanzamos la concurridísima Cima del Txindoki, 1346, donde disfrutamos un rato del sol, nos hacen una foto, y aprovechamos para ordenar el material e intercambiar impresiones con la cordada que nos hemos encontrado en la cresta, un vasco y un andaluz. Bajaremos ahora rápidamente por senda cómoda por la ruta normal para llegar en unos 50 minutos al coche.
De vuelta a Logroño, consigo desde el coche sacar esta foto de la cima y parte de su arista, aunque sea para hacernos una vaga idea de lo que hemos hecho...

jueves, 31 de julio de 2014

Pico Maldito, 3350

 
Punto de partida: Refugio de La Renclusa 2140m.
Tiempo aprox.: Ascenso: 4h 20min con paradas. Descenso:3h.
Dificultad: PD+. III- protegido. Cuidado con terreno descompuesto en salida de glaciar.
Desnivel acumulado: en subida: 1250 m. en bajada: 1500m.

Gendarme Schmidt-Endell, 3335
Pico Maldito, 3350. 
Punta Astorg, 3355.

Por tercera vez en tres años, vamos a tratar de hacer cima en el Pico Maldito. Ya lo intentamos una vez por el Este, otra por el Sur, y esta vez toca por el Norte, o su vía normal desde La Besurta. Vivaqueamos junto al Refugio de la Renclusa acompañados de dos burros que madrugaron más que nosotros. A las 5:30, mientras remoloneamos dentro de lo sacos, decenas de lucecitas de frontales que salen del refugio se encaminan en fila a la montaña más popular del Pirineo, el Aneto.
6.10. Empezamos a andar entre grupos de montañeros. Por suerte, el manto nivoso aparece pronto y nos evita el incómodo mar de bloques característico de esta zona.

8.05. Pasamos el Portillón Superior.

Poco después nos desviamos de la ruta normal al Aneto, hacia la base de la mole rocosa del  Pico Maldito mientras una nube la va cubriendo.

Sólo un par de montañeros nos siguen por detrás.

9.00. Collado Maldito, 3198. Las condiciones meteorológicas cambian. El frío viento y la escasa visibilidad le dan un aliciente a nuestra ruta.

Desde el Collado, se evita la arista por la izquierda buscando una canal bastante ancha que al principio no es evidente. Por intuición, nos metemos por una pequeña canal anterior al itinerario marcado y que se aprecia en la foto, aunque acabamos encontrando la correcta enseguida.

Tras una delicada trepada por terreno totalmente descompuesto para acceder al murallón rocoso que se alza sobre el glaciar, entramos en la canal por su derecha.

Rodeamos un nevero bastante inclinado y en cuanto lo pasamos nos vamos a nuestra izquierda. Buscamos ahora una fisura de grado III que tendremos que superar. Encima nuestro se intuye un paso con una doble fisura que podría ser asequible, aunque con un grado mínimo de IV...Vistas hacia abajo de la canal por la que hemos subido.

Evitamos este paso de IV, saliendo completamente de la canal en diagonal por este paso.

Desde arriba, vista de la canal, y los dos montañeros que venían por detrás ahora en ensamble, que extrañamente ésta fue la última vez que les vimos.

Nada más salir de la canal llegamos al paso de III+ que buscábamos, una chimenea de roca firme que exige tirar mucho de brazo (sólo 2 ó 3 metros) y donde el peor punto se encuentra protegido por un friend abandonado. Después la pendiente se suaviza, y trepamos por un corredor (I+, II) que nos lleva a la brecha contigua al Gendarme Schmidt-Endell (a nuestra derecha).
10.05. Ésta debe de ser la cima del Gendarme Schmidt-Endell, 3335, aunque vete a saber, con esta visibilidad...

Continuamos ahora por cresta fácil entre bloques buscando la cima del Maldito, aunque la cosa no está muy clara, dadas las condiciones de visibilidad, y porque aquí no hay cotas que cumplan los requisitos para considerarse tresmiles.

Donde suponemos que será la cima del Maldito nos hacemos una foto. 10.15. Cima del Pico Maldito

Vivac a 3350 metros, no está mal, habrá que volver...

Seguimos hasta la siguiente cima. 10.30. Cima de la Punta Astorg. Bueno, sólo nos quedaban estas cimas por hacer, habíamos pensado en seguir y hacer la cresta de Enmedio entera, pero dadas las condiciones de visibilidad, nos damos media vuelta por donde hemos venido...luego me arrepentiría, la verdad.

Buscamos ahora por dónde hay que destrepar.

Rapelamos el paso de III+, es frecuente ver cintajos bastante seguros de los que descolgarse, así que por comodidad los aprovechamos para hacer varios rapeles hasta el glaciar.


Una maravilla bajar así y evitarse la incomodidad del destrepe por terreno roto.

Ya desde el Portillón Superior, la nube que tapa las cima no se mueve.

14.00. Ya de vuelta en La Besurta disfrutamos de una buena cerveza mientras esperamos al autobús en un entorno inmejorable.


martes, 25 de marzo de 2014

Arista de los Caracoles, IV+, 180m.

Vía muy sencilla semiequipada con los pasos más difíciles protegidos con parabolts. Reuniones protegidas con parabolt con anilla a excepción de la última. De los 6 largos sólo nos aseguramos en el 2º y en el último.

Acceso: Desde el pueblo de Egino (plaza de la iglesia) o desde el aparcamiento de la Leze.
Aproximación: Desde la plaza de la iglesia, se toma la calle dirección Norte hacia las peñas. En el primer cruce se coge el primer desvío a la derecha y luego a la izquierda, (ver mapa). Pasar puerta metálica y por pista se llega a un depósito, antes del cual nos desviamos a la izquierda. Desde aquí, se sigue al principio camino evidente, más adelante trazas de sendero hasta la base de la arista. 30' desde el coche.


Arista: Se puede comenzar por la izquierda o por la derecha. Por la izquierda hay que superar un pequeño diedro junto a una pareja de árboles. Por la derecha se accede a la cresta con una sencilla trepada. 
Nosotros optamos por entrar por la derecha y aseguramos solamente la chimenea (IV) del L2 y el último largo por considerar el resto de arista bastante más sencilla de lo esperado. En total nos llevó algo menos de hora y media.
L1 (30m, 1 seguro, III+). Comenzamos por terreno sencillo (II+), y evitamos un resalte más vertical (IV-) por su derecha, para superar un nuevo resalte protegido con parabolt (III+) que conduce a la primera reunión (parabolt con anilla).



L2 (30m, 4 seguros, IV). Continuamos por terreno sencillo. No acercamos a un resalte cuya escalada acometemos saliendo a la de la izquierda (parabolt y fisurero atascado) y encontrándonos con un diedro-chimenea (2 parabolts), primera dificultad de la vía. Encontramos una reunión en una repisa. 


Yo entrando en el diedro (IV)

David superando el diedro, desde la reunión.






L3 (30m, 0 seguros, III+). Seguimos por el filo de la arista por terreno fácil que va perdiendo verticalidad. Reunión antes de que la cresta empieza a coger pendiente de nuevo.



L4 (35m, 1 seguro, III+). Superamos un par de pequeños muros con buenos agarres sin ofrecer el resto de arista dificultades para encontrar rápidamente la siguiente reunión.





L5 (25m, 1 seguro, III+). A mitad de vía pasamos un parabolt, tras el cual salvamos un tramo de mayor pendiente para irnos a la izquierda, donde encontramos reunión en la base del muro final.



L6 (30, 4 seguros, 4c). Salimos de la reunión (izquierda) para superar una chimenea protegida con parabolt. Entramos sin dificultad en la parte más vertical del muro final. Protegido con 3 parabolts en las zonas más expuestas. Roca con buena adherencia y compacta. Reunión en puente de roca.
Vista del muro final. La vía sigue por la izquierda.





Hacia abajo, tras completar el último largo. 

David en una de las partes más entretenidas del último largo.

Tras recoger y guardar material superamos un muro (III+, 10 metros), desde donde ya observamos la cima del Olano, que desde aquí lo tenemos a 10 ó 15 minutos. Como tampoco nos parece muy sugerente y queremos llegar a casa a comer, nos vamos por el camino que en ese momento nos parece más rápido, para lo cual, dejando a nuestra izquierda la cima del Olano, vamos buscando un sendero de bajada, el cual encontramos enseguida (marcado en la foto), aunque poco a poco se va cerrando y en algún momento tenemos que destrepar alguna chimenea (cuidado desprendimientos de piedras) con varias instalaciones de rapel y algún parabolt.