domingo, 17 de mayo de 2009

POSETS



Punto de partida: refugio de Angel Orus, "El Forcau", 21oo m.
Desnivel: +1270m -1850m.
Dificultad: SD\F. 

Tiempo de subida: 3h.

6.30. Salimos del refugio tras un buen desayuno caliente. El camino no tiene pérdida y es bastante directo, avanzando por las laderas de las Crestas del Forcau en dirección NW. En media hora nos encontramos con un cartel (foto de bajada) que señala el Collado de Eriste.

Cruzamos el Torrente de Llardaneta, y nos encaminamos hacia la Canal Fonda, (al fondo a la izquierda).

Hacia atrás, picos del Forcau.

Avanzamos en la parte más angosta de la Canal Fonda con el Diente de Llardana (3094 m.) a nuestra izquierda.

Llega la parte más inclinada.



Superamos la canal y nos ponemos a los pies del Diente de Llardana, con el imponente Espadas (3332 m.) detrás nuestro.


A nuestra derecha, se ve claramente lo que nos queda hasta la cima. Estamos teniendo suerte con el tiempo (el pronóstico era malo).

Panorámica con el Diente de Llardana a la izquierda y el resto de la cresta del Espadas.

Empezamos los últimos metros.


Mirando de vez en cuando hacia atrás ...


A pesar de las ráfagas de viento en la arista cimera se avanza cómodamente por la calidad de la nieve.


El Perdiguero 3222 m. con algo de zoom.

Panorámica hacia el Macizo del Aneto.

9.30. Cima del Posets, 3375m.



El macizo de Aneto-Maladeta cubierto.

Otras cimas para mí desconocidas.

Desde la cima estudiamos otras opciones ya que tenemos todo el día por delante pero optamos por la más fácil que es volver al refugio, ya que las aristas hacia el Espadas o los Veteranos tienen mala pinta. Además el tiempo puede empeorar.







...y como otras veces, echamos de menos unos esquís en la Canal Fonda, donde las condiciones de la nieve son excelentes. Un grupo de tres avanzan hacia el Posets, uno de ellos sufriendo con esquís en la parte más inclinada de la canal.




Ya en las inmediaciones del refugio, parece que el buen tiempo va a aguantar.


11.20. Llegamos al Refugio Angel Orús, donde paramos a tomar algo para luego continuar hasta el parking. La verdad es que se nos ha hecho más corto de lo esperado y quizás nos podríamos haber entretenido con alguna otra cima, pero a veces no está mal ir a la montaña y tener tiempo para disfrutar de la bajada, del entorno y de las vistas.